Publicidad

¿A cuánto llegan las pérdidas en la CAM?

A pesar que la CAM ya tiene nuevo dueño (gracias a Dios) y una entidad privada se hace con la caja alicantina, lo cierto es que la administración que ya no está en funciones merece ser investigada, porque semejantes pérdidas como se están destapando, requieren de una investigación muy profunda.

Ahora bien, Banco Sabadell se ha quedado con la CAM, pero ¿a cuánto llegan las pérdidas? Según el Banco de España, los números rojos de la Caja de Ahorros del Mediterráneo estarán cerca de los 5.500 millones de euros (una cifra que asusta), pero mientras los números auditados por Ernst & Young sostienen esto, el consejero delegado de Banco Sabadell, ha ido más allá, y ahora la cosa se ha puesto muy negra.

Según Jaime Guardiola, la pérdida esperada en la CAM (textuales palabras) “se acerca más a 17.000 millones de euros que a los 5.500 millones” que baraja el BdE, aunque después moderó un poco sus dichos y afirmó “no digo que serán 17.000”, “haced un promedio”, pero al menos, superarán los 11.000 millones, el doble de lo que estima el regulador.

Ahora bien, el Sabadell adquirió la caja por un valor simbólico de un euro, pero tendrá para soportar esta operación la vía del Esquema de Protección de Activos (EPA) sobre una cartera problemática de activos de la CAM por 24.000 millones de euros, entre crédito promotor, suelo, edificios y obra en curso, así como préstamos para compra de vivienda y refinanciaciones, entre otros activos.

Para afrontar semejante reto, para cubrir esta pérdida potencial en la CAM, en primer lugar se utilizarán las provisiones constituidas sobre los activos de la caja alicantina por valor de 3.900 millones de euros, lo que reduce el riesgo de la cartera problemática a algo más de 20.100 millones.

Es bueno aclarar que a pesar que el banco catalán se quedará con la CAM, durante un plazo de diez años, el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), asumirá el 80% de dichas pérdidas potenciales, mientras que el 20% restante correspondería a Sabadell.

Tras esta operación que promete revolucionar el mapa del sistema financiero español, el Sabadell se posiciona fuertemente y poco a poco muta su tamano, para convertirse en un banco grande con activos que superan los 166.000 millones.

Además, a través de su consejero delegado, la entidad se prepara para elevar su capital al 9% según los criterios de la Autoridad Bancaria Europea cuando se materialice la compra de la CAM, que le incluye en el grupo de entidades sistémicas españolas por volumen de activos.

¿En qué quedamos?

La reestructuración del sistema financiero sigue dando batalla entre políticos, banqueros, usuarios, en fin entre los diferentes componentes de la sociedad. Y una de las divisiones que se han dado radica en la creación del famoso “banco malo“. Consultado por periodistas, el consejero delegado del Banco Sabadell, Jaime Guardiola, sostuvo que no hace falta crear una entidad de este tipo que aglutine los activos tóxicos de la banca española para culminar la reestructuración del sistema financiero.

Ahora bien, cuando se refirió a la situación de la CAM y Banco Sabadell, el número dos de la entidad se refirió a que existe la posibilidad de que crear un ‘banco malo’ contribuya a recuperar la confianza de los inversores, y no descartó que bajo esta hipótesis dicho instrumento aglutine la exposición al ‘ladrillo’ de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM).

¿En que quedamos?

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *