Publicidad

Banco Financiero y de Ahorro gana 440 millones en 2010

Banco Financiero y de Ahorro, entidad surgida tras la integración en un SIP de Caja Madrid, Bancaja, Caja Segovia, Caja de Avila, Caja Rioja, Caixa Laietana y La Caja Insurlar de Ahorro de Canarias, obtuvo un resultado proforma de 440 millones de euros, tras destinar a dotaciones 9.200 millones de euros.

La entidad ha optado por sanear “completamente” el balance y adelantarse a las pruebas de resistencia. Del total de saneamientos, 5.900 millones corresponden a la cartera de crédito, 1.800 millones a inmuebles y 1.500 millones a cartera de valores.

En cuanto a las dotaciones destinadas exceden en más de 2.000 millones de euros netos el importe del Frob (4.465 millones), diferencia que la entidad ha cargado contra el patrimonio del grupo para anticiparse a un posible escenario adverso.

El banco cuenta con un colchón de provisiones genéricas adicional de 1.578 millones y unas provisiones totales de 12.194 millones de euros, que sitúa su nivel de cobertura en el 61% para la cartera de crédito y en el 33% para inmuebles.

El grupo también ha optado por registrar en los resultados los costes de reestructuración derivados de la integración (1.424 millones). Este proceso se concretará en unas sinergias que alcanzarán 500 millones de euros a partir de 2013.

El margen de intereses se situó en 3.135 millones de euros, el margen bruto de 6.049 millones y el resultado de explotación antes de deterioros, en 2.966 millones de euros. Los gastos de explotación se situaron en 2.736 millones, situando el ratio de eficiencia en el 45,2%.

Los recursos de clientes alcanzaron 165.500 millones de euros y el volumen de negocio alcanzó 248.000 millones de euros, mientras que el crédito a la clientela neto se situó en 214.799 millones.

Por su parte, el saldo total de financiación concedida por el grupo a construcción y promoción inmobiliaria asciende a 41.280 millones de euros, con una tasa de morosidad del 18% y una cobertura total a través de garantías y provisiones del 100% de los riesgos dudosos.

La totalidad del riesgo vivo está cubierta en un 81% en ambos sectores. Asimismo, del total de la financición a construcción, 34.985 millones contaba con garantía hipotecaria, 4.788 millones con garantía personal y 1.507 millones con otro tipo de garantía.

Además, el 39% de la exposición correspondía a suelo, el 43% a edificios terminados y el 18% edificios en construcción. En cuento al saldo de inmuebles adjudicados y adquiridos en balance, se situó en 7.400 millones, de los que 4.777 millones de euros procedían de promotores, 2.206 millones de adquisición de viviendas y 419 millones al resto de activos adjudicados.

En cuanto a los objetivos, el banco planea salir a bolsa en breve.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *