Publicidad

Caja Laboral reduce su beneficio un 43,8% en 2009

Caja Laboral ha cerrado su ejercicio 2009 con unos beneficios de 56,5 millones de euros, lo que se traduce en una reducción del 43,8% con respecto a 2008.

Según ha informado la entidad, el resultado del negocio recurrente antes de dotaciones se incrementó en un 22,8%, aunque ha duplicado las provisiones a pesar de la contención de la morosidad (se situó en el 2,90%).

La cifra total de negocio de caja Laboral llegó a 35.412 millones de euros (+3,1%). Por su parte, los depósitos de clientes del sector privado crecieron un 7%, gracias especialmente a la contribución de la cuenta MAX, que ya supera los 215.000 clientes.

En relación a la inversión crediticia, el crédito total a clientes se elevó a 16.797,3 millones de euros, con un crecimiento del 0,1%. En crédito a familias, superó en un 12% las cifras previstas en su Plan de Gestión. Por su parte, los préstamos hipotecarios para vivienda aumentaron a un ritmo del 3,7%, y en lo que respecta a financiación al Consumo se formalizaron préstamos por un total de 200 millones.

La entidad señaló que es “especialmente destacable” la evolución de los préstamos Dispon, de concesión automática también mediante Internet, Cajero y Banca Telefónica, y que representa ya un tercio del total de préstamos personales a clientes.

En financiación a las empresas, la entidad ha cubierto “ampliamente” la línea Caja Laboral Liquidez, con una dotación inicial de 200 millones de euros, y que finalmente ha alcanzado los 300 millones.

En concreto, subrayó la financiación mediante el convenio Liquidez del Gobierno vasco, en el que un 25% del total de préstamos concedidos en la Comunidad Autónoma lo fueron a través de Caja Laboral.

Por otra parte, manifestó que la evolución contenida de los gastos de administración sitúa el Indice de Eficiencia, en el 38%.

En cuanto a la tasa de morosidad, se situó en el 2,9%, muy por debajo de la media del sector de Cajas que a noviembre era del 5,26%.

La caja también subrayó que tiene unos “niveles holgados de liquidez”, que se reflejan en un ratio de depósitos sobre créditos concedidos del 86%. En solvencia, la caja presenta un ratio de Core Capital del 10,53%, entre las siete primeras Entidades del sector.

El Margen de intereses de la caja creció en un 14,5%, motivado por la “rápida” adecuación de los costes financieros al escenario de bajos tipos de interés.

El Margen Básico, que refleja los resultados del negocio, aumentó un 9,4% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

El Resultado de explotación antes de dotaciones es de 255,2 millones, un 22,8% más que en 2008, lo que demuestra la “fuerte capacidad” de generar resultados en su negocio recurrente.

A pesar de la contención de la morosidad, la entidad indicó que ha decidido destinar 205,1 millones para insolvencias, “anticipándose a un mayor grado de complejidad del escenario futuro, y actuando con prudencia ante el posible riesgo de un incremento de la mora durante los próximos ejercicios”. De este modo, la entidad mejora el ratio de cobertura de los activos dudosos con respecto al ejercicio pasado, elevándolo hasta el 71,98%, superior al 57,90% del sector.

Por último, la caja manifestó que, por segundo año consecutivo,  ha sido reconocida como la entidad líder entre todas las entidades Financieras del Estado en calidad de atención al cliente.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *