Cajastur, Caja Cantabria y Caja Extremadura abandonan Banco Base

| 30 marzo, 2011 | 2 Comentarios

Crónica de una muerte anunciada, adiós al SIP Banco Base, que sólo ha tenido una vida limitada de 4 meses. Ni medio año ha pasado desde la fotografía que se han tomado los presidentes de las cajas que fundaron la nueva entidad. Sin embargo, las asambleas de Cajastur, Caja Cantabria y Caja Extremadura han dado por terminada su participación allí.

Ahora han rechazado la segregación de sus activos a favor de Banco Base, un sistema Institucional de Protección (SIP) que integraban junto a la CAM, y queda atrás la fusión que convertía a esta entidad como la tercera caja española, con activos por valor de 125.000 millones de euros de activos tras Bankia y La Caixa.

¿Por qué queda en el camino este proyecto?

Las asambleas de las tres cajas de ahorros sostienen que los problemas de solvencia de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) son una traba para la fusión y a partir de ahora operarán como entidades independientes.

Sin embargo, la asamblea de la CAM había sido la única que ha votado a favor de la continuidad del proyecto de Banco Base.

Por lo tanto las entidades deberán enviar de forma independiente sus cuentas al organismo al Banco de España porque deberán cumplir con las nuevas exigencias establecidas por el Gobierno y ya han recibido la orden del organismo regulador para que todas le presenten de forma inmediata las nuevas estrategias que planeen seguir, que deben estar aprobadas en un mes.

En caso de que las cajas no alcancen los requerimientos de fondos propios necesarios según la regulación financiera reformada, el FROB suscribirá el capital necesario para alcanzarlas.

Vale recordar que Banco Base había solicitado al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) 2.784 millones de euros para cumplir con las nuevas exigencias de capital, es decir casi el doble de las necesidades de 1.447 millones identificadas por el Banco de España, debido a la elevada morosidad y exposición inmobiliaria de la CAM.

Un dato que no se debe escapar es que esta decisión que han tomado las tres cajas (salvo CAM) ha sido posible porque aún no habían entrado en vigor la mutualización de los beneficios y las garantías recíprocas de las cajas que lo integran, y no deseaban emprender un negocio abocado a la nacionalización.

Esto se traduce en que la nueva ayuda pública podría convertira al Estado en el mayor y principal accionista del SIP en función del valor en libros del grupo.

Los trio disidente además no veía con buenos ojos las cifras de la caja alicantina que contaba con una alta tasa de morosidad.

Tags: , , , , , ,

Categoría: Banco Base, Crisis, Novedades

Comentarioss (2)

Trackback URL | Comments RSS Feed

Enlaces recibidos

  1. Cuentas Liberbank | 11 agosto, 2014
  1. bancos dice:

    parece ser que el alto nivel de mora coyevara a la desintegracion total de entidades bancacarias

Deja un comentario


Logo FinancialRed