Publicidad

Cómo será la banca del futuro

La banca ha cambiado en los últimos años pero este cambio resulta incluso pequeño si lo comparamos con lo que apunta el futuro del sector: cambios auténticamente importantes que van a modificar más aún la relación del usuario con los entidades financieras… o mejor dicho con quien le provea de productos financieros.

Y es que una de las cuestiones más relevantes para entender hacia dónde camina el sector bancario en el futuro es asumir la presencia de grandes firmas no financieras dentro de la oferta de productos financieros. Esto es un factor determinante que además ya se encuentra en plena fase de calentamiento de motores y va a tener mucho que ver con el futuro de los bancos.

Futuro de la banca

El sector bancario tuvo necesariamente que reinventarse tras la aparición de Internet. Este ha sido un paso difícil y que muchos casos se ha completado base de prueba y fallo, pero, en cierta medida la evolución de la oferta bancaria condicionada por Internet corría a la par de la evolución de los propios usuarios con el medio; fundamentando buena parte de la demanda en reproducir el Internet los modelos de gestión que se podían dar offline. Por ello el potencial principal de este cambio se basaba en las ventajas que realizar las gestiones online suponían en relación a las gestiones offline.

¿Cuánto cuesta cancelar un producto bancario?

  • Sin embargo la última década ha traído tres elementos que le están cambiando todo en este sentido:
  • Una generación nativa digital para quien el medio ya no es una posible alternativa sino un canal principal.
  • Un avance de las nuevas de las nuevas tecnologías de la comunicación como nunca se había dado en la historia (por velocidad de la evolución)
  • Un crecimiento espectacularde los gigantes comerciales en Internet.

La combinación de estas tres cuestiones está sin ningún género de dudas detrás de lo que supondrá la banca del futuro. O mejor dicho casi resultaría más correcto hablar del futuro de la comercialización de los productos financieros ya que será éste el que va a determinar la configuración de quien los ofrezca.

Saben lo que te gusta, tienen todos los datos, con los centros actividades, tu perfil profesional, tus gastos… no parece difícil entender por qué los gigantes de Internet quieren comenzar cuanto antes a participar del negocio de los productos financieros con los ojos puestos inicialmente en las cuentas bancarias, poseen una posición de privilegio para acertar en la oferta además de contar como punto de partida con la confianza de la generación nativa digital.

bancos

El informe Banking 2020 de Accenture no dejaba mucho lugar a la duda en sus previsiones,este en este informe se venía a visualizar un escenario en el que durante la próxima década aproximadamente el 35% de los beneficios de la banca pueden acabar desviados en dirección a empresas digitales que irrumpan en el segmento de los productos financieros: el 35% de los beneficios de la banca como podemos suponer es mucho dinero.

Facebook, Google, Amazon, Apple… son sólo parte de las empresas que ya están trabajando alrededor de todo esto. Es cierto que de momento la punta de entrada está resultando ser la de los pagos, donde todas estas empresas han hecho un esfuerzo notable en los últimos tiempos, pero, no es menos cierto que en el horizonte inmediato se encuentra el deseo de comenzar a gestionar productos como préstamos, depósitos, fondos de inversión, cuentas bancarias, e incluso productos asociados de manera directa a las cuentas o a las hipotecas, con lo cual se abriría otra puerta importante como es la del aseguramiento.

¿Conoces los diez bancos más ricos del mundo? los encontrarás en este post

No estamos ante ciencia ficción, todos los pasos en relación al cambio de modelo en el pago ya los tenemos claros y muy visibles, empresas como WalMart ya han dado pasos notables en cuanto a la oferta de productos como las cuentas, aunque en este caso efectivamente existen matices, y la voluntad de desarrollar tecnología que permita la operativa sobre productos financieros ha sido reconocida muchas veces de manera más o menos explícita en los últimos cinco años por parte de los grandes de la industria digital.

bancos españoles solventes

¿Y la banca?

Algo está claro, la banca tiene dos opciones; o tratar de competir directamente contra los servicios y funcionalidades que a futuro vayan apareciendo (esta es la vía de parece momentáneamente más elegida por el sector) o tratar de reinventarse desde entornos cada vez más digitales, algo que parece inevitable. Opciones como la creación de oficinas virtuales que fomenten el contacto directo con personas pero en el entorno digital, la flexibilización absoluta de los pagos y transacciones entre personas utilizando canales no estrictamente financieros, la personalización del producto en función del perfil llevada a extremos muy superiores al actual… en definitiva son muchas las cuestiones que podríamos citar como casi obligatorias en el futuro de la reinvención de la banca, pero todas pasan necesariamente por un cambio generacional en el concepto de uso de la red y las comunicaciones entre personas.

Más del 70% de los jóvenes está dispuesto a aceptar servicios financieros de entidades no bancarias, esto muestra un grado de confianza verdaderamente elevado, o, un grado de instasfaccion en la misma proporción.

En lo que pocos dudan en este futuro cercano de la banca es que el negocio tiende a ser más pequeño y menos rentable, por lo que es absolutamente necesario sumarse a la competencia que las nuevas tendencias crea, es un escenario difícil en el que la banca que no evolucione tiene muchas posibilidades de desaparecer a medio plazo: cada vez la proporción de visitas a la entidad financiera en relación al uso de contacto digital es mucho más favorable a lo segundo, pero más aún, las aplicaciones para todo lo que tiene que ver con las finanzas personales se han convertido en la principal herramienta de gestión a todos los niveles, también el del control de nuestros productos financieros.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *