Publicidad

Consejo de Administración de Caja Mediterráneo (CAM)

Banco CAM S.A.U es una sociedad anónima, cuyo único accionista actualmente es el Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito.

El nombre comercial es CAM, en denominación abreviada. Se encuentra inscrito en el Registro del Banco de España con el nº 2090 y en el Registro Mercantil de Alicante, Tomo 3546, Folio 22, Hoja A-1265. C.I.F A-86101375.La confianza que han depositado millones de personas durante más de 135 años, ha permitido evolucionar y crecer junto a ellos. Es un banco que se caracteriza por la constante evolución en busca de lo mejor para la sociedad.

El consejo de administración de Caja Mediterráneo (CAM) fue celebrado el 21 de diciembre de 2010, en donde se expuso un informe jurídico sobre las consecuencias del acuerdo alcanzado para constituir un Sistema Institucional de Protección (SIP) de Cajastur, Caja Cantabria y Caja Extremadura para constituir el Banco Base.

El Banco de España instaba a la caja a destinar 241 millones de euros adicionales a provisiones, como garantía para cubrir las posibles pérdidas generadas por esos créditos. La negociación de un acuerdo de fusión que salvara su cuenta de resultados había centrado los esfuerzos del equipo directivo de la entidad a lo largo de 2010. Los representantes de las cuatro cajas implicadas intentaron acercar posturas sobre los principales puntos de discrepancia. La CAM se opuso a que el presidente de Cajastur, Manuel Menéndez, tuviera plenos poderes durante un período de seis años para nombrar a todo el equipo directivo del Banco Base en su calidad de consejero delegado.

El acuerdo de fusión con Cajastur quedó estancado en enero de 2011, cuando la entonces ministra de Economía, Elena Salgado, anunció la decisión de elevar al 10% las exigencias de capital de bancos y cajas, como garantía adicional frente a la crisis financiera. Frente a dicha situación el Banco Base se vería obligado a elevar de 1.400 a 2.800 millones de euros la petición de recursos al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

El vicepresidente Armando Sala reconoció que se ha gestionado mal la integración en el SIP por ende se tendría que plantear otra propuesta. El 30 de marzo, las asambleas de Cajastur, Caja Cantabria y Caja Extremadura rechazaron el acuerdo de fusión con la CAM es por eso que los responsables de la caja intentaron alcanzar un acuerdo alternativo de fusión con otra entidad para evitar que la inyección de los 2.800 millones de euros solicitados al FROB supusiera de hecho la nacionalización de Caja Mediterráneo.

En el consejo de administración celebrado al día siguiente, el 1 de abril, la directora general María Dolores Amorós reconoció por primera vez que existía un riesgo cierto de que la caja fuera intervenida por el Banco de España si no lograba hallar una solución. Su pronóstico se cumplió casi cuatro meses después, el 21 de julio, cuando todos los consejeros presentaron la dimisión y dejaron la entidad en manos del Banco de España.

Frente a la crisis económica la Fusión es una de las alternativas más favorables para beneficiar a la entidad bancaria, cabe destacar que en el primer planteo de la fusión de CAM, se cometieron algunos errores, por esa razón en la actualidad CAM está en manos del Banco de España.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *