Publicidad

Herencia y donación: cuándo conviene cada una

Vamos a analizar las ventajas y desventajas de escoger una herencia o una donación, y te mostraremos los motivos.

HERENCIA Y DONACION

Ante todo, son nuestras circunstancias personales las que pueden determinar qué opción puede interesarnos más, no obstante, en este artículo te mostraremos que si nos atenemos a los costes y ventajas fiscales, va a ser mucho más barato dejar los bienes en herencia. De esta manera, tampoco se pierden los derechos sobre lo que donemos, cosa que sí ocurriría en el caso de hacer una donación.

Cuando nos preguntamos si sería mejor dejar nuestros bienes en herencia o, por lo contrario donarlos, algo importante a tener en cuenta es la repercusión que tendrá esta decisión sobre nuestros herederos. Por lo tanto, como ya hemos mencionado anteriormente, desde una perspectiva fiscal y de costes en general, siempre es mejor heredar.

Herencias o donaciones

En primer lugar, siempre va a ser una mejor opción porque las herencias tienen más reducciones sobre la base imponible que las donaciones, las cuales dependen de la comunidad autónoma en la que nos encontremos. Estas reducciones pueden ser por múltiples causas, ya sean por parentesco, edad, por compra de vivienda habitual, por adquisición de empresa, etc. Por ejemplo, si heredamos una casa, se establecen reducciones del 95% sobre la base imponible. O también podría ser que el heredero fuera menor de 21 años, lo que le beneficiaría de más ventajas fiscales en la reducción.

No obstante, a pesar de que las herencias tienen más bonificaciones fiscales sobre la cuota que hay que pagar en el impuesto de sucesiones, también en algunos casos es más recomendable realizar una donación. Todo depende, como ya hemos dicho anteriormente, del momento y situación, del parentesco, etc, pero también, de la comunidad autónoma. Quizás un hijo se encuentre en una situación determinada por la que los padres deciden que es mejor para él que tenga acceso a la herencia en vida. Como por ejemplo, una persona de menos de 35 años que necesita comprar su primera vivienda, y sus padres toman la decisión de donarle dinero. En situaciones como esta, algunas comunidades, como Andalucía, establecen una reducción del 99%.

Ahora que ya hemos visto que para quien recibe los bienes, resulta más beneficioso recibir una herencia, si nos preguntamos qué puede ser mejor para el testador, la respuesta es, evidentemente, la herencia. Ya que, en el caso de que donase, sus hijos tendrían que abonar un impuesto de sucesiones y donaciones que resultaría más costoso, además de que el donante se verá perjudicado en el IRPF, el cual deberá pagar en función de la cantidad que done a sus hijos.

Todos los bienes que donen los padres a sus hijos, debe ser declarado siempre por estos últimos. Dicho importe se calcula por la diferencia entre el valor del bien que se obtenga en la primera adquisición, y su valor cuando es cedido (o ahorrado), por lo que deberá declararse en la base imponible del ahorro.

De esta forma, el donante pierde todos los derechos sobre los bienes que ha donado, pierde la propiedad de forma inmediata.

Cómo manejar tu dinero si tienes menos de treinta años

HERENCIA

Según la legislación

Y aún hay más. Tal y como se establece en el Código Civil en el artículo 618, la donación es un acto por el cual una persona dispone gratuitamente de una cosa en favor de otra, que la acepta. Es decir, esto consiste en dar un bien sin necesidad de que haya ninguna contraprestación, por lo tanto, quien dona estos bienes pierde los derechos sobre todos ellos, ya que, como hemos mencionado antes, al donar se pierde la propiedad de forma inmediata. Sin embargo, cuando se deja un testamento, esto es algo que no ocurre, ya que siempre se puede cambiar de opinión, redactando así otro tipo de testamento que anule al anterior.

Ciertamente, la tramitación de una herencia y los procedimientos de donación, son realmente diferentes.

En caso de realizar la tramitación de una herencia, los factores de los que se depende son muchos, como pueden ser el número de herederos, la localización de los bienes, los tipos de bienes, el número de bienes que existe, y quizás lo más importante, si existe o no algún tipo de conflicto entre las personas que van a heredar. Teniendo en cuenta todos estos factores, los honorarios de los abogados pueden ser más o menos costosos. Además, es necesaria la presencia de un notario y registrar los bienes.

Por otro lado, en el caso de las donaciones, lo ideal siempre es ponerse en manos de un buen asesor jurídico, que tenga en cuenta los motivos presentes en el momento de la donación, además de factores que puedan concurrir en la futura herencia. Como en la tramitación de la herencia, es necesaria la presencia de un notario, pues se necesita realizarla a través de este profesional, además de que hay que acudir al registro.

Publicidad

One response to “Herencia y donación: cuándo conviene cada una

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *