Publicidad

Prejubilación en el Banco Sabadell

Al hablar de la Prejubilación sabemos que es aquella situación en la que se encuentra un trabajador que ha llegado a un convenio con la empresa para finiquitar su vinculo laboral y que, la misma, en compensación por ello, llega a unos acuerdos indemnizatorios que se prorrogan en el tiempo, más allá de la clásica indemnización puntual.

De este modo, el trabajador cobra un complemento de la empresa a su prestación o subsidio por desempleo, que le garantiza un porcentaje x (el 80, el 90, el 100%) de lo que venía ganando entre todos los conceptos (prestaciones, subsidios y el ingreso privado citado).

Dentro de dicho acuerdo se suele contemplar que la empresa le abone también una cantidad determinada para llegar a un convenio con la Seguridad Social y para que, cuando llegue la edad en que pueda jubilarse sus ingresos no desfallezcan.

El Banco Sabadell planea prejubilar a cerca de 600 empleados de su propia plantilla, para reducir el número de despidos en el Banco CAM, que según las previsiones iniciales ascenderían a 2.231.

Recordemos que el plan de viabilidad que el Sabadell presentó para adquirir el Banco CAM al precio simbólico de un euro incluía el cierre de 450 oficinas y una reducción de 2.231 empleados antes del 31 de diciembre de 2013.

El cumplimiento de ambas propuestas forma parte también de los requisitos que Bruselas impuso para que el Sabadell pudiera beneficiarse de las ayudas concedidas por el FROB: una inyección económica de 5.249 millones de euros y un esquema de protección de hasta el 80% de las pérdidas ocasionadas por los activos de CAM ligados al sector inmobiliario.

Es por eso que la entidad ha mostrado a los sindicatos su disposición a que al menos la mitad de los 2.231 puestos de trabajo que deben eliminarse correspondan a prejubilaciones: 600 en el propio Banco Sabadell y entre 600 y 700 en el Banco CAM.

En consecuencia, afectarían a más de 1.200 trabajadores de ambas entidades que habrán superado los 55 años de edad el 31 de diciembre de 2013, fecha en la que debe quedar cerrado el proceso de reestructuración.

Despidos:

La cifra final de despidos quedaría reducida a poco más de un millar, para los cuales los sindicatos intentarán negociar una mejora respecto a la indemnización que prevé la última reforma laboral, que asciende a 20 días por cada año trabajado.

No sólo hay que prestar atención a los despidos, sino que además a los cierres de sucursales. Existe la intención de plantear fórmulas, que ya se han puesto en marcha en otros procesos de absorción, como la reducción de jornada, excedencia o bajas temporales, durante las cuales un empleado puede permanecer dos años apartado de su puesto de trabajo, cobrando una parte simbólica del sueldo- para reducir el número de despidos.

En cuanto al cierre de 450 sucursales, fuentes del Grupo Sabadell han insistido en reiteradas ocasiones en que no sólo afectará a las oficinas de CAM, sino también a la del grupo matriz. En los casos en los que se produzca un solapamientos de ambas redes comerciales, se mantendrá la que tenga una mejor ubicación.

Es una situación difícil que afecta a varias familia españolas, por eso es tan importante la preocupación.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *