Publicidad

Topes para los depositos

El Banco de España ha marcado una serie de topes máximos para los depósitos a plazo, en consecuencia, se perderá la alta remuneración. A pesar de ello, mantienen una gran ventaja para el ahorrador, como es su seguridad y tener siempre garantizado el capital.

Si hablamos del ahorro, los últimos datos, correspondientes al tercer trimestre de 2012, sólo un 7,6% de la renta disponible muestran como ha bajado en el último tiempo. A continuación mencionaremos los Topes para los depósitos teniendo en cuenta que es una modificación muy importante.

Hablamos de un 1,75% para los depósitos a un año (incluyendo las cuentas remuneradas), del 2,25% para los de dos años y del 2,75% para los de tres años. Con todo ello, los depósitos a plazo van a perder la alta remuneración, pero manteniendo una gran ventaja para el ahorrador como es su seguridad (garantizado hasta 100.000 euros por el Fondo de Garantía de Depósitos), y tener siempre garantizado el capital, ya que aunque cancelemos el producto por anticipado, lo máximo que se puede penalizar son los intereses generados, existiendo muchos productos que ni siquiera tienen comisión por cancelación.

Liquidez y riesgo son dos variables más que importantes que tenemos que considerar a la hora de elegir una inversión. Todo depósito, con independencia de la solvencia de la entidad financiera está garantizado por el Fondo de Garantía de Depósitos, en el caso de las Letras, Bonos u Obligaciones no existe ese respaldo implícito.

Pagarés:

El cambio de normativa actual les vuelve a colocar en primera línea de salida. Los pagarés son títulos emitidos al descuento a un plazo determinado, es decir, el cliente desembolsa en la contratación una cantidad inferior a la que recibe al vencimiento. La diferencia entre el efectivo y el nominal es el interés que percibe.

Pero tienen un riesgo importante, en primer lugar es una inversión con liquidez muy limitada ya que, en caso de reembolso antes de vencimiento, el precio puede fluctuar y por tanto, también la rentabilidad con lo cual no es posible asegurar que vaya a producirse una negociación activa en el mercado secundario y conseguir venderlos aun asumiendo pérdidas.

Igualmente tampoco tienen ninguna garantía como los depósitos, si la entidad quebrara o tuviera problemas económicos se puede desde dejar de pagar los intereses hasta en el punto más extremo perder toda la inversión. Por ello en caso de contratación, es importante que se haga con entidades viables económicamente.

Fondos de renta fija (largo plazo)

Poder invertir en estas categorías de fondos con menos riesgo puede ser tentador, ya que en teoría ofrecen una rentabilidad segura en el corto plazo, con la ventaja que podemos ir cambiando de fondo de inversión sin pasar por Hacienda algo que si sucede cada vez que cobramos el interés del depósito.

Los activos que se están contratando son a un interés muy atractivo y al ir descendiendo los principales referenciales las nuevas contrataciones serán incluso inferiores. A esto hay que añadir otros dos componentes negativos que no tienen los depósitos, las comisiones y el riesgo.

Publicidad

One response to “Topes para los depositos

  1. Pingback: Cuenta Naranja ¿sigue siendo buena opción?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *