Publicidad

¿Un banco malo Italiano?, muy probable

La banca italiana no atraviesa desde luego un buen momento, debemos tener en cuenta como indicadores cuestiones como por ejemplo los resultados de los exámenes de texto de estrés realizados el pasado año donde este país obtuvo los resultados en la Unión Europea en lo que a su banca se refiere.

A lo anterior debemos sumar un problema serio como las reservas de capital destinados a cubrir las posibles pérdidas de los créditos tóxicos, unas reservas que se ha convertido sin duda en uno de los principales problemas de la banca italiana si no el principal.

Exterior-Banco-Central-Italiano

En este contexto la ampliación de las reservas de capital destinados a cubrir las citadas posibles pérdidas han motivado no pocas discusiones en los diversos ámbitos económicos del país que, a la sazón, se encuentran centradas en la posibilidad de la creación de un banco malo en el que se acumularán los activos tóxicos.

De manera similar a lo ya acontecido en nuestro país a partir de la creación de SAREB, de lo que se trataría es de ayudar a la limpieza dentro del sector bancario italiano siempre bajo respaldo del gobierno, colocando los activos tóxicos al amparo del banco malo y ayudando a la reducción de los capitales de reserva orientados a la cobertura de pérdidas posibles por dichos activos.

El último paso en este sentido ha sido dado por el propio ministro de economía del país quien ha reconocido hace tan sólo unos días que su gabinete se encuentra precisamente trabajando en la posibilidad de la creación de un instrumento bajo la fórmula del banco malo en el que se pudieron adoptar diversas formas a la hora de la gestión de los activos tóxicos, en cualquier caso y en definitiva una herramienta de limpieza de los créditos dudosos del mismo modo que ya se realizó en su momento en nuestro país.

 Debemos tener en cuenta que Italia mantiene para el presente año la previsión de crecimiento 0,4% según el FMI Que se eleva al 0.6% según las previsiones del gobierno italiano.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *