Publicidad

Caja de Burgos redujo un 30% su beneficio en 2008

Caja de Burgos cerró el ejercicio 2008 con un beneficio neto individual de 75,4 millones de euros, un 30,5% menos que el reflejado en el año 2007, después de incrementar las dotaciones en un 90,4%.

La entidad presidida por José María Arribas, la entidad, fundamentó la dotación al fondo de provisiones para insolvencias con 137 millones de euros con el objetivo de hacer frente al creciente aumento de la morosidad y constituir reservas que preserven su solvencia.

En cuanto al balance del ejercicio de 2008, el volumen de activo total se incrementó en un 6,5% respecto al ejercicio anterior, hasta superar los 12.000 millones de euros.

El crecimiento de los recursos de clientes, alcanzó un volumen de más de 10.200 millones de euros. Los depósitos a plazo minoristas se incrementaron un 29,3%.

Por su parte, el saldo de los recursos gestionados se incrementó un 9,1% debido a la caída de los fondos de inversión y el crédito a la clientela, que durante 2008 cerró el ejercicio con un saldo neto de 8.532 millones de euros y un crecimiento del 5,7%.

Caja de Burgos ha incrementado del número de impagados que ha afectado al índice de morosidad hasta situarse en el 3% con un índice de cobertura sobre activos dudosos del 83%.

En el plano mayorista, la entidad realizó operaciones de financiación a largo plazo por 386 millones de euros “que han cubierto sin problema los vencimientos previstos”. A fecha de 31 de diciembre, Caja de Burgos contaba con una “elevada posición de liquidez” (el 21,86% del balance son activos líquidos).

Por su parte, el margen de intereses ascendió a 176 millones de euros, un 9,6% más respecto al ejercicio pasado.

El margen bruto, que ascendió a 350 millones de euros, aumentó un 13,9% por el mayor importe de las plusvalías generadas (un total de 119 millones de euros) que suponen un incremento de un 47,6%.

El índice de eficiencia mejoró en casi un punto hasta quedar situado en el 32,01%, lo que permite a Caja de Burgos seguir encabezando el ranking del sector en este ratio y obtuvo la certificación o Sello de Oro a la Excelencia Europea que otorga la European Foundation for Quality Management (EFQM).

Caja de Burgos realizó la apertura de 5 nuevas oficinas, ubicadas en las localidades Ávila, San Fernando de Henares, Segovia, Vitoria y Zaragoza y la puesta en marcha en Burgos del Centro Administrativo “Abrevia”. De esta manera, la entidad cuenta con una red operativa de 195 oficinas.

Además, ha incremento la plantilla con 35 nuevos empleados que, al cierre de 2008, totalizando 935 personas.

Publicidad

2 responses to “Caja de Burgos redujo un 30% su beneficio en 2008

  1. Pingback: “Renta de fábula” de Caja de Burgos
  2. Pingback: Tarjeta Mastercard CrediTengo de Caja de Burgos | Tarjetas de Credito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *