Publicidad

Caja Cantabria

Caja Cantabria hoy en día forma parte de una de las Cajas de Ahorro en España. La realidad es que la crisis europea afecta mucho a las cajas como es el caso de Caja Cantabria. Para conocer un poco más acerca de la entidad, vamos a presentar su historia y su trayectoria. El 3 de junio de 1898 se constituyó oficialmente el Monte de Piedad de Alfonso XIII y Caja de Ahorros de Santander, lo que supuso el nacimiento de la Caja. Pero antes de llegar a esta fecha hay que remontarse unos meses atrás para conocer cuál fue el primer impulso de la que hoy es la entidad financiera líder en Cantabria. Hay dos nombres ligados al origen de Caja Cantabria: Modesto Tapia Caballero, industrial burgalés afincado en Santander, y Francisco Rivas, gobernador civil de Santander a finales del siglo XIX. El primero de ellos, Modesto Tapia, legó un total de 45.000 pesetas destinadas a fines benéficos sin especificar. Por su parte, Francisco Rivas, fue quien decidió dedicar 35.000 pesetas de aquel legado a la constitución del Monte de Piedad y Caja de Ahorros. Así, el 11 de febrero de 1898 se constituía el primer Consejo de Administración, donde estaban representados el Ayuntamiento de Santander, la Liga de Contribuyentes, la Cámara de Comercio, el Obispado y la Diputación Provincial, entre otros. El 28 de abril, la Reina Regente, María Cristina, sanciona los estatutos de la nueva Caja, y el 3 de junio se constituye la que con el paso de las décadas iba a ser Caja Cantabria. Con la llegada del Estado de las Autonomías, la provincia de Santander pasa a ser la Comunidad Autónoma de Cantabria y en este contexto, la Caja se adecúa a su entidad territorial y adopta la denominación de Caja de Ahorros de Santander y Cantabria, que posteriormente pasó a ser Caja Cantabria. Estamos ya en la década de los 80, una época de modernización del ámbito financiero, que se traduce en la construcción y puesta en funcionamiento del edificio de la subcentral de Cazoña para albergar los servicios de informática, organización y administración. Composición de la Caja: El Grupo Caja Cantabria integra, además de la empresa matriz, Caja Cantabria, otras sociedades financieras como Bancantabria, Cantabria Fondos y Segurcantabria. Todas ellas contribuyen a ampliar la oferta financiera desde los productos tradicionales de ahorro a productos innovadores y servicios de gran especialización. La actividad de la Caja se centra fundamentalmente en la banca minorista y, dentro de esta, el sector de las familias, en el que ostenta la posición de liderazgo en la región. Sin embargo, desde la década de los 90 y de forma paralela a su actividad tradicional, ha desarrollado una intensa estrategia financiera dirigida a las empresas cántabras con la ampliación de la oferta de productos y servicios específicos de este sector. Caja Cantabria y Liberbank: Caja Cantabria, con efectos de 1 de enero de 2011, realiza su negocio bancario indirectamente,a través de Liberbank, entidad constituida junto a Cajastur y Caja de Extremadura, y en la que tiene una participación del 14 por ciento. A lo largo de su historia, la Caja nunca ha perdido de vista su vertiente social y benéfica. Así, la entidad dedica un porcentaje considerable de sus beneficios anuales a la Obra Social, es el llamado 'dividendo social'. Esto significa revertir una parte importante de los beneficios en procurar recursos para el bienestar de toda la comunidad. Se trata de uno de los rasgos distintivos de las cajas de ahorros frente a otras entidades financieras.
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *