Caja Laboral gana un 47% menos hasta junio 2011

Caja Laboral ha informado que ha cerrado el primer semestre de 2011 con un beneficio neto de 18,4 millones, un 47% menos que en el mismo periodo del pasado año, sin embargo, el beneficio antes de impuestos ha sido de 17,9 millones, un 41% menos que en los mismos meses de 2010.

El crédito total a clientes se eleva a 15.637 millones de euros, de ellos, 11.044 millones se destinaron a la inversión en Economías Domésticas, con un ligero descenso del 1,6%, mientras que la financiación a empresas, excluido el sector de promoción inmobiliaria, ha destacado el crecimiento positivo del 1,1% en el total de crédito a la actividad económica.

Los depósitos de la clientela han ascendido a 18.270 millones de euros, con una ligera minoración del 1,3 por ciento. Por otro lado, los saldos de clientes en planes de previsión y pensiones también tienen, según la entidad, “una evolución muy destacada”, alcanzando ya un +8%. Con todo ello, el volumen de negocio gestionado se eleva a 33.906 millones.

Caja Laboral ha apuntado que la tasa de morosidad sigue teniendo un “buen” comportamiento con un ratio del 4,33% entre las más bajas del sector, cuya media a abril es del 6,32%.

La entidad presenta unos niveles “holgados” de liquidez que se reflejan en un ratio de depósitos minoristas sobre créditos concedidos del 80%, “mejorando ampliamente” el índice del sector (67% a marzo). Además, no debe hacer frente a vencimientos en los mercados mayoristas hasta finales del 2013.

El margen básico, que refleja los resultados del negocio recurrente (margen de intereses + rendimiento de servicios), ha descendido en un 4,2% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

Asimismo, los rendimientos por servicios han apoyado esta evolución con un crecimiento del 3,1% hasta alcanzar los 45,9 millones.

Además, ha precisado que la “estricta” política de contención de los gastos permite reducir en un 2,7% los gastos de administración, y mejorar respecto al año anterior el índice de eficiencia, que se sitúa en el 43,65%, que le ha permitido realizar unas dotaciones en el primer semestre por 78,4 millones de euros, un 21,2% más que en 2010, “resultado de la aplicación de criterios más prudentes en la revisión de la cartera crediticia”.

Publicidad