Publicidad

Banco Liberta

Banco Liberta, del grupo Cajastur, estará participada en un 25% por Caja Castilla-La Mancha (CCM) y en un 75% por la caja asturiana cuando culmine su integración y nacerá con un valor aproximado de 1.800 millones de euros.

Pero para cerrar este proceso, la asamblea general de CCM decidirá sobre la integración del negocio bancario de la entidad en Banco Liberta y su conversión en Fundación.

La convocatoria de la asamblea para el desarrollo del “plan de rescate de CCM” incluye como principales hitos:

  • acuerdo con el Fondo de Garantía de Depósitos (FDG)
  • segregación del negocio bancario de CCM
  • integración como unidad de negocio en Banco Liberta
  • renuncia a la condición de entidad de crédito y conversión en Fundación de CCM

El proyecto común de segregación, formulado por los administradores de CCM y del Banco Liberta el 19 de abril, consiste en la segregación por parte de CCM “a favor de Banco Liberta del conjunto de elementos patrimoniales que integran, como una unidad económica autónoma, su negocio ordinario de entidad financiera, incluyendo los negocios y actividades parabancarios, recibiendo a cambio acciones representativas del capital social de Banco Liberta”, equivalentes al 25% del capital de éste.

Sin embargo, para obtener el visto bueno a la operación, es necesario el respaldo de dos tercios de la asamblea (formada por 150 miembros) y debe contar con un quórum mínimo del 50% (acuerdo extraordinario).

Es importante mencionar que este proyecto cuenta con el apoyo de todos los sindicatos y del PSOE, mientras que el PP ha mantenido contraria, aunque no ha revelado cuál será su posición final en la votación.

Una vez concluida la integración, Banco Liberta está valorado en casi 1.800 millones de euros, con unos adecuados ratios de solvencia tras la capitalización realizada en el seno del grupo Cajastur.

El negocio bancario de CCM ha sido valorado por KPMG Asesores en 442,016 millones de euros que surge de la diferencia entre el total activo de 23.211,238 millones de euros y el total pasivo, de 22.769,222 millones.

A cambio de la integración del negocio bancario en Banco Liberta, la Fundación de CCM recibirá una participación del 25% en el banco. Para ello, se realizará una ampliación de capital en Banco Liberta, a cuya suscripción preferente renunciará Cajastur, por importe nominal de 135,950 millones de euros y una prima de emisión de 306,065 millones de euros, es decir una cuantía total de 442 millones de euros.

La operación de integración supone que Banco Liberta, a consecuencia del traspaso en bloque por sucesión universal de los elementos patrimoniales que forman el negocio bancario de CCM, se subroga en la totalidad de derechos, acciones, obligaciones, responsabilidades y cargas del negocio bancario segregado, recibiendo los activos, los pasivos y los medios humanos y materiales vinculados a la explotación de dicho negocio bancario.

Esta fórmula conlleva que, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 44 del Estatuto de los Trabajadores regulador del supuesto de sucesión de empresa, Banco Liberta se subrogará en los derechos y obligaciones laborales de los trabajadores de la entidad segregada vinculados a la unidad económica constituida por el negocio bancario de CCM objeto de la segregación.

El perímetro de segregación es el conjunto de activos y pasivos y elementos patrimoniales principales y accesorios que componen el negocio bancario de CCM. Quedan excluidos los activos de la Corporación y de la Obra Social.

La Corporación industrial quedará adscrita al FGD, que ha otorgado a Cajastur el mandado de gestionar durante siete años el proceso de liquidación ordenada de sus activos con el fin de obtener el máximo rendimiento para devolver los 1.300 millones inyectados en cuotas participativas.

Como operación previa a la segregación y transmisión del negocio bancario, se realizará una ampliación de capital en Banco Liberta de 64,753 millones de acciones, por importe de 389,169 millones de euros, que Cajastur suscribirá y desembolsará íntegramente con carácter previo a la segregación, con el objetivo de capitalizar y dotar a éste “de la solvencia y nivel de recursos propios adecuados”.

Con la asamblea del 30 de junio se cerrará el proceso de salvamento de CCM, que fue intervenida el 29 de marzo de 2009 por el Banco de España, quien abrió un proceso de rescate en el que resultó elegida Cajastur como entidad adjudicataria.

CCM estará incluida en el nuevo Sistema Institucional de Protección (SIP) que Cajastur ha acordado constituir con la CAM, Caja Extremadura y Caja Cantabria, pero seguirá teniendo su personalidad y marca representativa en Castilla-La Mancha.

El 3 de noviembre el Banco de España aprobó la operación con Cajastur, que incluye un Esquema de Protección de Activos (EPA) de 2.475 millones de euros para cubrir pérdidas por activos dañados. El Grupo Cajastur y el conjunto de la representación sindical suscribieron un pacto en materia de negociación laboral el 25 de marzo y el 19 de abril se suscribió el proyecto de segregación.

Fuente: Europa Press

Publicidad

4 responses to “Banco Liberta

  1. Pingback: Depósitos Banco Castilla-La Mancha
  2. Pingback: Banco de Castilla-La Mancha, CCM renace de sus cenizas | FinancialRed
  3. Pingback: Hipotecas Banco Castilla-La Mancha

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *