Publicidad

El beneficio de Caja Inmaculada cae un 66% hasta junio 2010

logocai

Caja Inmaculada (CAI) ha informado que obtuvo un beneficio neto de 10 millones de euros en el primer semestre del año. Estas cifras se justifican tras destinar 44 millones a provisiones para incrementar todas las coberturas de sus riesgos y reforzar su balance, lo que supone un descenso del 66% respecto al mismo periodo de 2009.

Los fondos propios alcanzaron 863 millones de euros, que representa un 7,54% del saldo del activo del balance, una de las ratios de solvencia más elevadas en el sector de cajas de ahorros, mientras que el coeficiente de recursos propios llega a un 12,43% y el ‘core capital’ un 8,64%, tras aumentar 0,15 puntos en el semestre.

La situación de liquidez, incorporando la posición en el interbancario, caja, Banco de España y la renta fija disponible, se situó en 1.394 millones de euros, que equivale a un 12% del activo. Además, la Caja no tiene vencimientos de emisiones en todo el año 2010.

La entidad ha informado que los créditos representan un 96% de los depósitos. Estos últimos crecieron un 1% en variación interanual, hasta alcanzar un saldo de 8.881 millones de euros, destacando el crecimiento en las imposiciones a plazo y, en desintermediación, los planes de previsión.

En cuanto a las operaciones de crédito, la entidad ha prestado 1.120 millones de euros. El saldo de inversión crediticia se situó en 8.516 millones de euros, un 3% inferior respecto al mismo periodo del anterior.

La ratio de créditos dudosos se redujo 0,05 puntos respecto al primer trimestre y se situó en el 4,78% por debajo de la media de las cajas de ahorros y bancos (5,50%). En términos absolutos, la morosidad descendió 7 millones de euros respecto de final de 2009. La cobertura de dudosos fue de un 52%, en línea con los indicadores del sector de cajas de ahorros.

El activo del balance fue de 11.444 millones de euros, con una variación absoluta interanual de 264 millones de euros, un 2% en términos relativos. Los gastos de explotación se redujeron un 2%. La ratio de eficiencia se situó en un 53%.

En la actualidad, Caja Inmaculada dispone de 238 oficinas y 358 cajeros automáticos y una plantilla de 1.311 empleados.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *