Publicidad

Los gastos en los planes de pensiones

En estos últimos compases del año, los bancos apuestan fuerte por la captación de nuevos clientes para sus planes de pensiones. Esto ocurre tanto con las bonificaciones al traspaso como con las ofertas de nuevas suscripciones.

PLANES DE PENSIONES

En todo este proceso, de contratación o traspaso, solemos fijarnos mucho en las bonificaciones o los beneficios de las ofertas, pero, no tanto en el coste y los gastos de los planes de pensiones. Obviamente, estos gastos pueden marcar la diferencia entre unos planes u otros. Conviene por ello aprender a distinguirlos y buscar cómo repercuten en lo que se nos propone desde la entidad bancaria.

Los gastos dentro de los planes de pensiones

Dentro de los elementos principales a tener en cuenta antes de la contratación de un plan de pensiones, debemos siempre detenernos en algo que a veces no resulta tan presente en la contratación de este tipo de productos, sobre todo cuando se hacen como productos vinculados para bonificar la contratación de otros como préstamos hipotecarios o productos de financiación en general.

Nos referimos obviamente a los gastos y comisiones que un plan de pensiones puede llegar a generar y que, no olvidemos, pueden resultar elementos determinantes en el resultado final del producto.

Dentro de los planes de pensiones vamos a encontrar los dos tipos fundamentales de comisión, por un lado la comisión de depósito que es la que cobrará la entidad por el mantenimiento y la custodia de los valores, y por otro lado la comisión de gestión, una comisión cargada bajo el concepto de la manipulación del patrimonio que el fondo acumule.

Debemos tener en cuenta que el partícipe no tiene comisiones ni gastos, ni siquiera por traspasos de un plan de pensiones a otro. Los fondos de pensiones son los que reciben las siguientes comisiones:

  • Comisión de Gestión: Las Entidades Gestoras reciben una comisión de gestión por el desempeño de sus funciones, comisión que no podrá superar el 2% anual del patrimonio del Fondo.
  • Comisión de Depósito: En remuneración por sus servicios, la entidad depositaria percibirá una comisión máxima del 0,5% anual del valor nominal del patrimonio custodiado.

CONTRATAR PLANES DE PENSIONES

Debemos saber que en ambos casos existe un límite máximo de aplicación de ambas comisiones, y también, que las entidades son soberanas a la hora de decidir la aplicación de las comisiones sin exceder dicho límite, por tanto, estamos ante una cuestión muy importante que, dependiendo del producto, puede incluso determinar el resultado final del mismo.

En el caso de la comisión de depósito la ley vigente establece un máximo aplicable del 2%. Debemos tener en cuenta que las comisiones medias en la actualidad sitúan la comisión de gestión  en el entorno del 1,40% y la de depósito en el entorno del 0.50%, por tanto, tenemos dos puntos de referencia importantes, por un lado el punto límite que el producto nos puede pedir, por encima del cual no se estaría cumpliendo con la legislación vigente, y por otro lado el punto medio que es el que determinará si la oferta que se nos está realizando es barata o no.

¿Buen momento para contratar planes de pensiones?

Los últimos momentos del año, efectivamente, son un buen momento para contratar planes de pensiones. Aunque pueden existir más motivos, realmente estos dos serían los principales:

Los beneficios y bonificaciones: aunque pueden darse excepciones, lo cierto es que este el momento del año en el que más beneficios y bonificaciones ofrecen los emisores de planes de pensiones. En el caso de los traspasos entre planes, de hecho, podemos encontrar bonificaciones realmente jugosas.

Aprovechar la fiscalidad de los planes de pensiones. El límite máximo de aportación (y de desgravación) es de 8.000 euros anuales, da igual cómo los aportemos realmente, es decir, es perfectamente posible hacerlo en una única aportación.  Por tanto, si has llegado a fin de año y dispones de esa cantidad (u otra) para el ahorro a largo plazo, te puedes beneficiar de cerrar el año con una aportación que desgravará en tu próxima renta. Eso sí, recuerda que se trata de una fiscalidad en diferido, por lo que en el momento del rescate, debes responder por el global de lo diferido.

 

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *