Publicidad

Autoridad Bancaria Europea

Se planea crear la Autoridad Bancaria Europea (ABE) o, en inglés la European Bank Authority (EBA), con el objetivo de subsanar las deficiencias de la supervisión financiera europea, que aparecieron después de la reciente crisis financiera.

En base a lo dicho, la Comisión de la Unión ha presentado una batería de propuestas para establecer un sistema europeo de supervisión más eficiente, integrado y sostenible.

Asimismo, se basará en un Sistema Europeo de Supervisores Financieros (SESF), el cual consta de una red de supervisores financieros nacionales que laborarán en coordinación con las nuevas Autoridades Europeas de Supervisión (AES).

Es importante destacar que, para lograr este objetivo, la Comisión ha propuesto la creación de 3 organismos descentralizados:

  • Autoridad Bancaria Europea (ABE);
  • Autoridad Europea de Seguros y Pensiones de Jubilación (AESPJ);
  • Autoridad Europea de Valores y Mercados (AEVM).

Por su parte, esta nueva ola de supervisores europeos requiere recursos más importantes, tanto en personal como en presupuesto. En consecuencia, la incidencia de la creación de estos tres organismos para el presupuesto europeo ascenderá a unos 59,699 millones de euros distribuidos de la siguiente manera:

Organismo
2011
2012
2013
Total
ABE 5,206 7,355 8,965 21,527
AESPJ 4,235 5,95 6,799 16,984
AEVM 5,465 7,202 8,491 21,158

La ABE sustituirá al Comité Europeo de Supervisores Bancarios, conocido como CEBS. Pero mientras CEBS tenía su sede en Londres, el parlamento de la UE quería que el cuerpo central en Frankfurt.

Esto no cayó bien a los banqueros de Londres, los organismos de comercio y el Tesoro del Reino Unido, que había presionado sin descanso para que su país sea representado en los debates europeos de reglamentación.

Pese a esto, estamos a la espera de la entrada en vigencia del nuevo sistema centralizado de supervisión bancaria europea. ¿Será mejor que el actual? Y si lo es, ¿mejor para quién?

Publicidad

2 responses to “Autoridad Bancaria Europea

  1. Pingback: Diccionario Económico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *