Publicidad

Financiacion para inmuebles en Banco Malo

Es un tema muy importante la financiación para el Banco Malo frente a la crisis que está sufriendo España. Hoy en día, el Gobierno busca soluciones para que la Sareb tenga financiación para sus inmuebles a pesar del fuerte desapalancamiento de la economía.

Hay que tener en cuenta que uno de los puntos débiles del banco malo es que no podrá financiar los inmuebles que tiene que vender. Es por eso que el gobierno se concentra en la Financiación para inmuebles en Banco Malo. La Sareb, que tenía que estar plenamente activa el pasado 1 de diciembre, aún está en el estado de sociedad promotora, a la espera de concretar los últimos flejos del capital que aportarán los inversores privados.

¿Cuándo se constituirá la Sareb?

Antes de que termine el año, esta sociedad se constituirá formalmente cuyo capital será aportado al 49% por el Estado, a través del FROB, y al 51% por bancos y aseguradoras españoles.

Entre las principales entidades sanas del sistema, a las que Economía ha pedido que aporten fondos para el banco malo, sólo falta el visto bueno de BBVA. El banco sigue negándose a ser accionista de la Sareb, aunque las negociaciones con las autoridades políticas siguen en marcha.

BBVA, una de las entidades más importantes en España, deberá poner dinero en el Banco Malo. Hace un tiempo no se sabía si BBVA participaría en la Sareb, hoy en día, BBVA tendrá que poner dinero en el banco malo, aunque no quiera.

¿Cómo encontrar la financiación para los compradores de los activos que tiene que vender?

Una vez solventado el problema del capital, aunque a costa de recurrir a los bancos sanos ante la falta de interés de los inversores internacionales, el banco malo tendrá que enfrentarse a la manera financiación para los compradores de los activos que tiene que vender.

La Sareb no es un banco, y por eso puede permitirse de tener unos recuros propios de apenas 2.500 millones frente a unos activos que alcanzarán los 62.000 millones cuando empiecen a transferir también las entidades con ayuda, pero no nacionalizadas. Al mismo tiempo, su naturaleza de sociedad le impide otorgar financiación a los potenciales compradores.

El FROB está estudiando con la Comisión Europea fórmulas para solventar este problema. Los obstáculos son muchos, empezando por el hecho de que los financiadores de la Sareb, es decir, las propias entidades nacionalizadas y con ayuda que transfieran sus activos, tendrán serias limitaciones para conceder créditos en los próximos años.

Las cuatro nacionalizadas tendrán que reducir su balance en un 60% durante los próximos cinco años, lo que, evidentemente, pasa también por una reducción de los saldos crediticios. Si Bankia, que es la única de las nacionalizadas que quedará como entidad independiente, CatalunyaBank y NCG Banco se dedican a financiar los pisos que venda la Sareb, les quedará muy poco margen para otorgar crédito al tejido productivo, una de las cuestiones que se considera clave para la recuperación de la economía.

Las entidades sanas, que se han visto prácticamente obligadas a aportar capital al banco malo, no tienen ningún interés en financiar la venta de los pisos de la Sareb, ya que tienen su propio lastre inmobiliario que soltar.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *