Publicidad

Santander gana en 2011 un 35% menos

La crisis financiera golpe a todo tipo de entidad, grandes, medianos, pequeños, todos inmersos en un problema que parece no encontrar soluciones inmediatas, ni siquiera con las fusiones. Ahora, Banco Santander ha informado que obtuvo un beneficio atribuido de 5.351 millones de euros en 2011, lo que supone un descenso del 35% respecto al año anterior.

La entidad presidida por Emilio Botín ha destinado 3.183 millones de euros a saneamientos extraordinarios, por lo que el resultado habría sido de 7.021 millones de euros, un 14% menos, si no se hubiera realizado en el cuarto trimestre un saneamiento de riesgos inmobiliarios en España por 1.812 millones de euros brutos, así como la amortización de 600 millones de euros brutos del fondo de comercio de los negocios en Portugal. Además, el banco ha aplicado los 1.513 millones de euros netos procedentes de plusvalías a otros saneamientos extraordinarios.

Según la entidad, las dotaciones para riesgo inmobiliario en España permiten incrementar la cobertura de los inmuebles adjudicados del 31% al 50%. El fondo de provisiones acumulado asciende ya a 4.278 millones de euros, frente a unos activos inmobiliarios adjudicados de 8.552 millones brutos.

De los 3.183 millones de euros destinados a saneamientos extraordinarios, un total de 1.513 millones proceden de las plusvalías obtenidas y 1.670 millones del resultado del cuarto trimestre. Las plusvalías generadas en el año se han destinado al saneamiento de carteras por 620 millones de euros y a la amortización de intangibles, la dotación de pensiones y otras contingencias por importe de 893 millones.

En cuanto a la tasa de morosidad del grupo, se situó a cierre de 2011 en el 3,89%, frente al 3,55% de un año atrás, aunque en España ha subido 1,25 puntos, hasta el 5,49%. Por su parte, el ‘core capital’ de la entidad ya ha alcanzado el 9% exigido por la EBA para el próximo 30 de junio.

El pasado ejercicio, los ingresos del Santander aumentaron a ritmos del 5%, hasta 44.300 millones de euros, y absorbieron unos costes de 19.900 millones de euros, que crecieron al 9%, en parte debido a que las unidades en países emergentes están invirtiendo en apertura de oficinas y nuevos negocios. La diferencia entre ingresos y costes arrojó un margen neto de 24.373 millones de euros, con un crecimiento de más del 2%.

Durante 2011, el importe de las dotaciones netas para insolvencias ascendió a 10.562 millones, un 3% más que en 2010, y casi 4.000 millones más que en 2008.

La clave del éxito está fuera de España

El Santander ha destacado que la diversificación ha sido clave en la evolución de ingresos y resultados. Así, por primera vez en la historia del grupo, Latinoamérica aporta más de la mitad del beneficio, concretamente el 51%, con Brasil que suma el 28%; México, un 10%, y Chile, un 7%. Europa Continental añade el 31%; Reino Unido, el 12%, y Sovereign ya alcanza el 6%.

El conjunto de créditos del grupo ascendió a 750.100 millones de euros y representa un 117% de los depósitos (638.585 millones), frente al 150% de diciembre de 2008.

En 2011 se realizaron emisiones por importe de 40.000 millones de euros, que superaron a los vencimientos de 32.000 millones del año. Además, se han realizado titulizaciones en el mercado por importe de 23.500 millones.

Por su parte, los recursos de clientes gestionados por el grupo ascendieron a 984.353 millones de euros a cierre de 2011, prácticamente la misma cifra que un año antes, mientras que los depósitos de clientes crecieron a ritmos del 3%.

Por último, el importe de la inversión crediticia neta se situó en 750.100 millones al cierre de 2011, casi un 4% más que hace un año. El crédito al sector residente (España) cayó el 7%, mientras que el no residente aumentó un 8%.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *